Cildo Meireles, difinició d’art

meireles_com-construir-catedrals

En el cultural del 24 de maig del 2013 Bea Espejo entrevistava a l’artista conceptual —i moltes més coses— brasiler Cildo Meireles, de qui es presenta al Palau Velázquez  de Madrid una gran retrospectiva, fa uns anys vam tenir al MACBA l’oportunitat de conèixer la seva obra [la imatge és d’aquells dies i la peça és Com construir catedrals] de primera mà. En l’entrevista de Bea Espejo el senyor Meireles diu un munt de coses assenyades, entre les que hi ha aquesta “definició d’art”:

“[…] Su obra más emblemática de aquel momento la vemos también aquí. Se trata de Inserçoes em circuitos ideológicos. Projeto Coca-Cola y Projeto Cédula (1970). ¿Qué lectura tienen hoy?

-Siguen hablando del poder de la información, producción, circulación y control. Aunque recuerdo que en aquel momento, charlando con los colegas, era difícil comprender del todo de qué trataba. Hay ahí una idea de camuflaje que me encanta. Esas botellas de Coca-Cola siguen siendo hoy una metáfora de la macroestructura industrial y los billetes de la macroestructura institucional. La idea surgió comiendo con un amigo, al decirme que un hueso de aceituna dentro de una botella seguiría siempre dentro tras el lavado industrial del envase. En aquel momento en Brasil las botellas de Coca-Cola circulaban según el sistema de devolución del envase, sistema de circulación que utilicé. Imprimí sobre las botellas mensajes como Yankees Go Home, para que llegaran a multitud de personas. Como un náufrago pero a gran escala. Fue casi una metáfora de lo que considero que es la auténtica obra, el Projeto Cédula, contemporáneo a éste. En él, estampamos en los billetes de curso legal mensajes de contenido político para luego reinsertarlo en la circulación. En ellos puede leerse ¿Quién mató a Herzog? y alude a las causas no esclarecidas de la muerte del periodista Vladimir Herzog, detenido por los órganos de represión política. Circularon muchas botellas aunque muchos más billetes, pero ningún militar se dio cuenta nunca, ni de una cosa ni de otra.

-Esas botellas contenían otra pregunta implícita, igual de política. ¿Cuál es el lugar del arte? ¿Tiene una respuesta 43 años después?

-La sigo buscando… El arte es algo que te secuestra de un momento y un lugar concretos, te seduce. Te invita a viajar, a comprender, a concienciar… O, como dijo Carl André, citando a algún Zen: “el hombre va a montaña porque la montaña está ahí y el artista hace arte porque no está”. […]

Comparteix:
Altacapa

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *